Cambio de líder en LaLiga. El Barcelona de Messi, sí, de Messi, vuelve a liderar el campeonato después de la goleada ante el Éibar y el pinchazo inesperado del real Madrid ante el Levante. Por abajo las cosas se ponen complicadas para Mallorca, Éibar, Celta, Espanyol y Leganés. El Valladolid y el Alavés respira, de momento.

Cantada enorme del Real Madrid frente al Levante después de un partido en el que le faltó gol pero que además dejó secuelas muy negativas más allá de la pérdida de los puntos. Hazard se volvió a lesionar en el tobillo y seguramente estará de baja los próximos dos meses, justo cuando su equipo se la juega en la Champions con el City y en LaLiga con el Barcelona. En quince días la situación puede ser negra o de color de rosa para los blancos. Todo dependerá de si la bolita entra o no. En Valencia volvió a cometer errores y además dejó constancia -una jornada más- de su falta de gol. El conjunto valenciano logró casi al final un golazo por medio de Morales que le dio los puntos, le aleja aún más de las posiciones peligrosas y evita que el Real Madrid vuelva a tomar los mandos de la tabla.

Este resultado negativo del Madrid permitió a su máximo rival, el Barcelona, encaramarse a la cima otra vez tras la nueva ‘master class’ de ese pequeño genio llamado Messi. Marcó cuatro de los cinco goles, póker total, hizo jugar a su equipo, disfrutó y nos deleitó a todos. Es una gozada ver a este jugador, que siempre nos permite conocer nuevas situaciones. Cuando parece que lo hemos visto todo se inventa una nueva jugada, un nuevo pase, un nuevo gol y revienta los partidos. No es necesario realizar un resumen exhaustivo del choque porque con hablar de Messi está ya todo dicho. Él solito destrozó a la defensa del Éibar desde que el balón se puso en juego. En el descanso casi todo estaba dicho, así que Messi se dedicó a disfrutar sobre el césped y permitir que Arthur, ya al final, hiciera su golito para terminar con una ‘manita’ muy dolorosa para un Éibar que comienza a agonizar porque no encuentra formas de revertir su mala situación. Se acerca al abismo de forma peligrosa y ya sabemos que los equipos de Mendilíbar sufren en las segundas vueltas. Y en esas estamos.

Además, destacar la victoria, aplastante, de una maravillosa Real Sociedad frente a un penoso Valencia. Vamos, dos equipos distintos como la noche y el día. Mientras los guipuzcoanos disfrutan con su afición del buen juego y de goles, la sufrida parroquia valenciana sufre también con goles, pero en contra (7 en dos partidos) y pésimos resultados. Celades tiene muchos lesionados, pero también demasiado trabajo por delante y ahora no parece muy fácil revertir el asunto. También victoria del Atlético ante un buen Villarreal remontando el tanto en contra de los castellonenses en los primeros minutos. Jugaron bien los del Cholo, que tuvieron en Joao Félix a uno de sus goleadores después de muchas jornadas. Parece que el triunfo ante el Liverpool ha dado gasolina al conjunto rojiblanco, que el domingo terminó con una gran racha del Villarreal a domicilio. Otro que resurge de sus cenizas es el Sevilla, que aplastó al Getafe con un 0-3 demoledor. Los de Bordalás acusaron el choque europeo ante el Ajax y fueron netamente inferiores a sus rivales.

La parte baja continúa echando chispas y lamentablemente el Mallorca continúa metido en el agujero. Consiguió un buen punto en el Villamarín frente al Betis que no es suficiente porque ahora se necesita sumar de tres en tres. Con  ventaja en el marcados hasta en dos ocasiones los errores le dinamitaron de forma clara. Y así es imposible. Lo hemos dicho en muchas ocasiones, si perdonas o fallas estás muerto. Y eso es lo que hizo el Mallorca, fallar de lo lindo en dos de los goles locales. Son sólo dos puntos los que le alejan del Celta, pero las distancias comienzan a ser más grandes cada semana y no se atisba reacción alguna, sobre todo a domicilio. Precisamente el cuadro gallego venció con un gol al final a un rival directo como el Leganés, al que deja muy tocado y cada vez más alejado de la salvación. Como el Espanyol, que cayó en Valladolid en un partido trascendental para ambos. Los nervios ya han llegado y parece que se va a mantener el que consiga calmarlos mejor. Paso adelante también del Alavés, casi en el descuento con un gol que derrotó a un Athletic al que faltó gol y que se estrelló contra Pacheco. Finalmente, el Granada vapuleó a domicilio a Osasuna y se dispara hacia cotas más altas. Parece que la salvación ya está casi confirmada y que ahora toca luchar por quedar lo más arriba posible.

Lo dicho, nueva jornada liguera con cambios, goles y jugadas polémicas. LaLiga se pone seria y los errores comienzan a pasar factura. la próxima semana, más, con el Clásico a la vista.

Comentarios